Resoluciones sencillas con objetivos gigantes


unnamed

Los seres extraordinarios de Autografo.tv tuvieron vidas ordinarias, a través de las cuales se vieron en la necesidad de hacer resoluciones radicales para poder seguir adelante con sus vidas y proyectos. Los libros de historia y las biografías a penas capturan esas decisiones fundamentales que como seres humanos comunes y corrientes, como tú y yo, les permitieron dar más pasos en el camino de sus vidas. Estas personas miraron primero lo que tenían de frente, sus carencias materiales al lado de sus capacidades, luego miraron su lista de deseos personales, así también las necesidades de sus familias y ante el conjunto actuaron sobre algo pequeño y sencillo que pudieran llevar a cabo con sus propios esfuerzos. Nada de grandes proezas, solo lo alcanzable. Te presento tres resoluciones sencillas que hicieron Carlos M. Benítez, Ramón Emeterio Betances y Ana G. Méndez antes de ejecutar las grandes proezas por las cuales la historia les recuerda. Esas resoluciones sencillas nos sirven hoy como motivación para tomar las nuestras sin temor y prefigurar que las podemos realizar.

Un colmadito para sacar a la familia adelante

…Carlos Benítez, el padre de las aseguradoras para un Puerto Rico moderno. De una agencia general de seguros creó en 1961 una aseguradora de seguros de propiedad—la National Insurance Company, luego la National Premium Finance para financiar la adquisición de pólizas de seguro y como paso contundente la primera aseguradora de vida: la National Life Insurance Company, fundada en 1969. Sus aseguradoras nativas dieron solidez al empresarismo local. (¨La Ruta de la Puertorriqueñidad II¨)

MAM Y PAP BEST

Benítez junto a Viola Rivera Font, el gran amor de su vida.

Carlos M. Benítez nació en Vieques en 1922. Su padre, Manuel Benítez Carrillo, fallece antes de cumplir los diez años. Así que su madre Isabel Jiménez decide venir a San Juan a criar a su prole de 5 vástagos. En la capital se reúne con el tío Juan, que era el farmacéutico del pueblo y le pide dinero prestado. Con ese dinero compra un colmadito en la Parada 20, urbanización El Hipódromo, para sacar a la familia adelante. El niño Carlos había sido matriculado en la Escuela Luchetti de Santurce. Siempre fue muy apegado a su madre, así que tomó la resolución de ayudarla mano a mano sin saber que esta acción marcaría su vida. ¿Cómo cumplió con su resolución? Luego de la escuela ignoraba las atracciones típicas de la edad y se iba directo al colmado a relevarla. Allí permanecía cada día hasta las cinco o seis de la tarde.

Esta sencilla resolución de usar sus tardes para ayudar en el colmadito le valió dos peldaños fundamentales en la escalera de su vida. Al llegar a la Universidad de Puerto Rico continuó estudios en administración de empresas donde recibió el consejo que le llevaría a ser el más importante empresario de seguros puertorriqueño. Pero no solo su vida profesional fue impactada por su decisión de ayudar a su progenitora en el colmadito, también lo fue su vida personal. Mientras estudiaba en la universidad continuó ayudando a su madre. Al colmado llegaba la adolescente Viola Rivera Font, también de Santurce, a comprar dulces. Carlos quedó impresionado con la joven, a quien agasajaba dándole mayor cantidad de golosinas de las que pagaba. Así inició el romance con quien sería luego su compañera de vida y madre de su hijo e hijas.

Un pequeño hospital para la gente pobre

Ramón Emeterio Betances (1827-1898) si bien fue cabeza de la abolición de la esclavitud, de la eliminación del régimen de la libreta de los jornaleros y de los movimientos separatistas cuyo climax fue en 1868 en el Grito de Lares, también fue puntal en el combate contra las epidemias tropicales, como cuando en 1856 azotaba el cólera en Puerto Rico, la cual enfrentó en los lugares más remotos y de gente pobre para atenderles y proveerles medicamentos. (¨Ruta de la Puertorriqueñidad II¨)

betances

Betances se convirtió en el doctor del pueblo.

Ramón Emeterio Betances nació en Cabo Rojo en 1827. Por causa de la muerte temprana de la madre, su custodia fue confiada a la familia franco puertorriqueña  Prévost-Cavalliery, quien lo educó al sur de Francia. Allí tomó la decisión de estudiar en la prestigiosa Facultad de Medicina en París, de donde se graduó en 1856 de médico cirujano.

Su decisión de estudiar medicina resultó cónsona con la visión política que quería para su país. No puede existir una república independiente si no se tienen los recursos nativos adecuados para atender los aspectos medulares para el desarrollo de la misma. Este médico, graduado de la universidad más importante de París, hizo la resolución sencilla de cuidar personalmente la salud de su gente. ¿Cómo llevó a cabo su resolución?

a)     Su primera aportación a la salud de su país fue salvarle la vida a cientos de familias que habían sido azotadas por la epidemia del cólera. Así mismo combatió e investigó varias enfermedades tropicales.

b)    En Mayagüez inició su práctica como cirujano y oftalmólogo para familias pobres.

c)     Se propuso levantar un hospital pequeño de servicio público en el pueblo de Mayagüez. Para este momento ya había sido expulsado por primera vez del país por causa de sus ideas abolicionistas. Sin embargo su resolución fue tan firme, que junto a su amigo y también médico, Segundo Ruiz Belvis, superó diferencias ideológicas uniéndose al conservador español Antonio Blanes. Aunó donativos privados y una partida económica del gobierno local español hasta concretar un pequeño asilo para indigentes con dos salas y siete habitaciones. Hoy por hoy, este pequeño inicio se conoce como el Hospital San Antonio, primer Hospital Materno Infantil Quirúrgico en Puerto Rico, especializado en el cuidado y bienestar de madres, niñas y niños.

Estudiar de noche

…en la década del 40 el gobierno abrió camino a la industrialización con el proyecto “Manos a la obra”. Urgía personal con preparación técnica y administrativa para las nuevas industrias emergentes. Surge la figura de Ana G. Méndez, quien creó un sistema universitario de carreras cortas y técnicas para proveer esa fuerza laboral, hoy su propuesta de educación superior privada se llama Sistema Ana G. Méndez (SUAGM) y cubre toda la Isla. (¨Ruta de la Puertorriqueñidad II¨)

Screenshot 2014-12-31 09.15.59

Ana G. Méndez

Ana G. Méndez nació en Aguada en 1910. Sus padres, Francisco González Monge y Ana Cofresí Sánchez, nunca cursaron estudios oficiales y por razones de necesidad económica se vieron en la obligación de mudarse varias veces. Cuando se casa con apenas 16 años lo hace con un hombre que le doblaba la edad pero que le ofrecía la estabilidad económica necesaria para vivir. Inmediatamente concibió una niña, razón por la cual con tan solo octavo grado de escuela tuvo que abandonar sus estudios. Un día razonó que no quería pasar su vida dedicada tan solo al hogar y la crianza. Tomó la resolución de completar su escuela superior para luego seguir estudios universitarios.

¿Cómo llevó a cabo su resolución de estudiar esta joven madre? Sencillo, Ana decidió estudiar de noche en la Central High de Santurce. Pidió ayuda a su mamá para que le cuidara a su hija. No obstante a que inmediatamente llegaron otra niña y un niño, Ana continuó con su sistema de ocuparse de ellos por el día mientras en la noche iba a la escuela. En 1935 alcanzó su diploma de cuarto año de escuela superior e ingresó en la Universidad de Puerto Rico donde en 1940 obtuvo su bachillerato en educación comercial. Esta manera alternativa de estudiar, le valió la inspiración para fundar la institución privada de educación superior más importante del país, que precisamente se distingue por mecanismos educativos que faciliten el estudio a adultos y adultas que se ven en la obligación de estudiar mientras trabajan. El SUAGM fue la primera institución educativa en ofrecer cursos universitarios básicos por televisión y hoy por hoy fortalece su oferta por internet.

Como ves ayudar en un colmadito, dar salud a gente pobre y estudiar de noche fueron resoluciones sencillas que conforman la génesis de proyectos que transformaron a nuestro país. Haz tu lista de resoluciones para el 2015. Recuerda escribir pequeñas tareas al alcance de tus posibilidades inmediatas, con los años corroboraras el poder transformador de la sencillez.



Posted on December 31st, by Autógrafo Online in Blog Post, Educación en Puerto Rico, Historia de Puerto Rico.


  • ana sierra

    Es increible como con tan solo esfuerzos sencillos se logren grandes metas Gracias